¡ESTAMOS EMBARAZADOS!

12:41

anuncio de embarazo

Como lo anunciamos por instagram, ¡Sí! ¡Estamos embarazados! Estamos tan felices de poder compartir esta gran noticia al fin, no podíamos decir nada, ya saben que se aconseja decirlo al terminar el primer trimestre, solo lo sabían algunos amigos y familiares.

¿Cómo nos enteramos?

Después de terminar nuestros contratos en Japón fuimos a Florida porque mi hermana daría a luz a mi primera sobrina, Camila, ella nació al día siguiente de nuestra llegada. Mi hermana no me quería decir cuánto le dolía ni quiso que esté con ella al momento del parto porque sabe que soy intolerante al dolor, me dijo “¡yo quiero tener sobrinos, no te voy a decir, no quiero que veas!” lo que no sabíamos era que yo había llegado a Florida con un bebito dentro mío.

Se suponía que mi periodo llegaría estando allá. Antes de tiempo empecé a sentir cólicos muy fuertes por varios días, especialmente en la noche y no me venía nada, luego mis días de retraso empezaron a aumentar, yo estaba tranquila porque ya había llegado a los 10 días de retraso cuando viajé a Japón por primera vez así que le eché la culpa al viaje. Yo soy muy regular, el día que mi app me dice que me vendrá el periodo, me viene, sólo cuando viajo se me atrasa o adelanta, asi que yo tranquila.
Luego empecé a planificar mi cumpleaños número 30 en Disney, desde principios de año todo calzaba, el nacimiento de mi sobrina en Florida días antes de mi cumpleaños, nuestras vacaciones durante todo diciembre, era perfecto. El mismo día de mi cumpleaños fuimos a Disney en donde visitamos Magic Kingdom, al día siguiente Animal Kingdom y para finalizar, el tercer día, iríamos a Universal tan solo porque yo quería ir a la sección de Harry Potter, ¡adivinen qué! ese tercer día me sentí fatal. Ya desde la noche anterior regresando al hotel desde Animal Kingdom todo me daba asco, incluso la lechuga, lo único que me provocó comer fue una paleta de hielo de fresa que en ese momento me pareció ¡la más rica de todo el mundo!

Ese tercer día sentí unos mareos y nauseas increíbles, yo solo pensé: "ya fue todo, nos quedamos en el hotel" y seguí durmiendo, al despertarme ya era la hora del almuerzo, yo no quería nada, seguía sintiendo asco de todo, Dejan tuvo la grandiosa idea de comprarse un lomo con salsa de ajo que según él estaba delicioso y yo tan solo sentía el olor del ajo (que usualmente me encanta) y quería vomitar, lo dejé comiendo solo y me fui a ver souvenirs. Para no desperdiciar nuestro día fuimos a Disney Springs, al principio todo bien, después ¡Dios! Las nauseas y mareos volvieron, fue horrible, tenía que sentarme porque sentía que en cualquier momento me caería, después Dejan me dice, ¡uy mira allá venden crepes! Y le dije: quiero el de fresa y chantilly. Dejan volteó sorprendido y me dijo ¡ah no! Creo que si, ahí adentro está mi bebé, esto no es normal en ti (yo nunca quiero dulces)

Al día siguiente regresamos donde mis tíos, fueron alrededor de 4 horas de viaje en las que me sentí fatal, Dejan seguía teniendo aliento a ajo, por más q se cepilló y varios halls que le dí el olor seguía ahí perenne. Como estoy acostumbrada a marearme siempre que viajo en carro, empecé a hacer mis ejercicios de respiración, concentrándome en no vomitar. Al llegar a casa, después de un par de horas, me seguía sintiendo mareada, con la excusa de ir a caminar para que se me pase respirando aire puro, nos fuimos a walmart a comprar la prueba de embarazo, no queríamos decirle a nadie porque tal vez se ilusionaban y no pasaba nada (ya eran 14 días de retraso)

Cuando hice la prueba no tuve que esperar mucho, salió “pregnant” (embarazada) ¡al toque! No lo podía creer, yo que quería sorprender a todos de alguna forma especial no me pude guardar nada y salí a decirles a ¡todos! hice facetime con mi mamá, mi tía y mis primas. Fue muy emocionante, jamás me olvidaré la cara de Dejan cuando le dije, sus ojos brillaban y se quedó en la cama con una sonrisota diciendo que sería papá.

Desde ese día en Disney hasta hace una semana seguí teniendo nauseas y mareos constantes, estuve desganada, no quería salir de mi casa, no quería ver a nadie, me sentía súper incómoda, me decía "¿cuándo se supone que esta es la etapa más linda de la vida de una mujer?" pero al fin siento que estoy volviendo a la normalidad, por eso es que también me ven activa por aquí.

Este año está lleno de cambios, obviamente ya no continuaré en cruceros y Dejan tampoco porque quiere estar conmigo durante todo el embarazo y después con nuestro bebé. Siempre dije que quería tener un bebito en el año 2018 porque el 8 es mi número favorito (y el 18 aún más por ser el día de mi cumpleaños) y miren qué coincidencia porque se supone que debería nacer a quincena de agosto del 2018, osea el 8/18, increíble ¿no?

Hace tiempo queríamos tener un bebito, dejamos de cuidarnos hace años y todo se lo dejamos a Diosito, que él decidiera cuando era el momento indicado y miren, ahora es cuando.  


You Might Also Like

0 comentarios

Sigueme en Facebook!