Mis amigos que están cerca, pero a la vez lejos

17:05

Disney
La comunicación en el crucero es un poco complicada.  Puedes perder la paciencia al llamar a casa porque las llamadas no ingresan o ingresan pero nadie te contesta, debes saber a qué hora llamar, debido a la diferencia de horas, tu escuchas que suena, pero en verdad no suena, reniegas porque quedaste en llamar tal día a tal hora y la llamada no entra, te están esperando y no puedes hacer nada.  Lo mismo pasa con el internet, tus minutos empiezan a correr y no puedes ver ni una foto o ningún mail y para colmo la señal se congela, solo te queda esperar o reiniciar tu laptop, volver a entrar para poder presionar el bendito botón que dice “log out”, y de pronto tienes 60 minutos menos y ¿qué hiciste? NADA! sólo perder tu tiempo tan preciado para comer, salir y sobretodo dormir!

Debido a estos problemas de comunicación poco a poco vas perdiendo contacto con tu familia y amigos, inevitablemente se van distanciando, ya no sabes de sus vidas y ellos solo saben que estás en algún lugar del mundo.  En el caso de la familia es difícil que la relación se enfríe porque es tu familia, ellos siempre estarán ahí a pesar de todo, en el caso de los amigos es diferente, contrato tras contrato los vas “perdiendo”, están ahí pero ya no es lo mismo.  En tus 3 meses de vacaciones los ves un par de veces, luego una vez, después nunca.  Ya no existen esas ganas de verse para “ponerse al día”, ahora, cuando regresas después de 6 meses de estar al otro lado del mundo, te dicen “cuando regreses de Serbia (ósea dentro de 4 meses más) nos vemos” Cada uno está ocupado en sus propios asuntos, tienen otras prioridades.

Pensé que era la única a la que le sucedía esto, algunos amigos que trabajan en cruceros no tienen ese problema, pero hay muchos otros que sí.  Un día conversé con varios amigos latinos al respecto y si coincidíamos, ellos decían “ya no tengo amigos en mi país, ya no es lo mismo, los únicos que tengo son los amigos que he hecho aquí.”  A mi esposo le ocurre algo parecido, ahora que está viviendo aquí en Perú conmigo, varios ya no le escriben, lo dejan en visto, y eso es muy triste.

No es nuestra culpa ni tampoco es culpa de ellos, tal vez son círculos que se van cerrando, tal vez son amistades que recuperaremos en algún momento.  Igualmente, aunque no los veamos y no nos comuniquemos como antes, nos contenta saber que todo les está yendo bien, celebramos sus triunfos aunque sea de lejos y también los acompañamos en tiempos difíciles, tal vez sólo atrás de una pantalla dándoles una palabra de aliento. 



https://theberry.com/

You Might Also Like

0 comentarios

Sigueme en Facebook!