Brackets después de los 25

23:24


Hola! Quería contarles que hace unos meses me animé a usar brackets. Es algo que siempre quise cuando estaba en el colegio, aunque no me gustaban, pero recuerdo que antes eran muy caros y no era prioridad ya que mis dientes no estaban tan chuecos. Luego los años fueron pasando y decidí no ponerme brackets porque ya había terminado la universidad, ya tenía más de 20, cómo voy a tener sonrisa con metales en mi boca! cómo encontraré a mi futuro esposo! cómo me voy a casar estando así! las fotos! no quiero salir así en mis fotos! 3 años de mi vida luciendo así! En fin, mil excusas.

Un buen día, mientras estaba en el barco, leía a una de mis bloggers  favoritas y noté que en algunas de sus fotos aparecía algo en sus dientes, no era muy notorio y no se le veía mal, me quedé pensando si se había puestos brackets. Luego ella, en otro post, contó que sí se los había puesto. Desde ese día me quedé pensando en ponérmelos, como mi esposo y yo decidimos quedarnos en Perú por buen tiempo pensé que era la oportunidad perfecta, le pregunté a él si estaba de acuerdo y por supuesto me dijo que si yeeeee! Dudé por unos días pero luego mi mejor amiga me animó diciéndome que si me demoraba un día más, era un día más en que estaría más vieja para que me los quiten jaja con eso me convenció.

Ya en Perú, me alegró mucho saber que mi dentista también pone brackets, ella me explicó que existen los metálicos y los estéticos, estos últimos son los de la blogger que leo, esos eran los que quería porque no se notan mucho, son prácticamente del color de los dientes. Así que desde fines de junio los estoy usando, sólo me costó acostumbrarme alrededor de 2 semanas, la primera noche no pude dormir, me despertaba a cada rato, también comía cosas muy suavecitas porque me costaba masticar. Después de esas 2 semanas ya era una experta y no me demoraba tanto en la limpieza antes de ir a dormir (hay que  ser muy constantes para evitar infecciones).

Cada 20 días son las visitas donde mi dentista para que me ajuste los brackets, siempre me duele un poco, pero sólo ese día, es soportable, aparte que luego ella me manda las fotos de la evolución de mis dientes y qué felicidad! los cambios son inmediatos, estoy muy contenta de haber tomado esta decisión. Si como yo están pensando en ponerse brackets para mejorar su sonrisa, no lo piensen mucho y háganlo! No lo pospongan, sólo serán a lo mucho 3 años de su vida y el resto los gozarán con la sonrisa perfecta! Por ejemplo yo me imagino que cuando empiece la etapa de ser mamá será con la sonrisa que tanto quise!


Imágen: Pinterest

You Might Also Like

0 comentarios

Sigueme en Facebook!